Puede tener muchas preguntas antes de hacerse su primer tatuaje:

¿Qué es lo que quiero? 

¿Dónde lo quiero?

¿Quién es el artista adecuado?

¿Esto es seguro?

TU PRIMER TATUAJE. Consejos

Créanos, antes de que se entinte permanentemente, estas son buenas preguntas que debe hacerse a sí mismo.

Pero hay mucho más de la experiencia de hacerse un tatuaje – y crear el diseño, y cuidar de él después – que probablemente no se le ocurriría preguntar antes de pasar por la aguja por primera vez.

Hemos preguntado a profesionales y compañeros tatuados: ¿Qué desearían saber? ¿Qué recomendaciones darían? ¿Algún consejo secreto? A continuación, una guía para tener la mejor experiencia de tatuaje posible:

1. El cuidado post tatuaje es la clave.

Mantenerlo limpio después de haberlo hecho puede ser una molestia, pero es muy, muy importante.

Una infección puede ser muy, muy grave si no se trata.

Y, por supuesto, mantenerlo fuera de los rayos UV del sol, ya que estos pueden hacer degradarse y desvanecer la tinta”.

2. Trae a un amigo.

Asegúrate de tener un amigo que pueda tomar tu mano y mirarla mientras te lo haces.

Esto puede hacer la experiencia de su primer tatuaje mucho más agradabñe. Incluso ayuda a quitar el dolor.

3. Haz tus deberes, investiga y prepárate.

Asegúrate de hacer tus deberes antes de llegar a la tiendas y ponerte en manos del artista. Investigue su reputación, y esté dispuesto a pagar un precio justo por un buen tatuaje.

Es una decisión permanente, así que asegúrese de estar listo para ese compromiso.

Si estás tatuándote algo en otro idioma, verifícalo con un hablante nativo (¡la traducción de Google no es totalmente precisa!).

Haga su investigación con respecto a los artistas del tatuaje y encuentre uno que se especialice en su estilo de tatuaje.

Hay tatuadores especializados en tatuajes realistas, minimalistas, tipografías, geometrías, etc. Puede ser caro, pero si quieres un tatuaje duradero, vale la pena.

4. Date tu tiempo en tomar la decisión.

Tómate tu tiempo. Piensa en cosas que sean significativas para ti, gente que te inspire, o incluso una obra de arte que te hable o que te represente.

Pero también, ¡diviértete con él! No deje que nadie decida lo que es un “buen tatuaje”.

Es una decisión personal, y al igual que con la ropa o el maquillaje, es una forma de autoexpresión.

Los tatuajes pueden ser absolutamente hermosos, pero también pueden contener mucho arrepentimiento.

Esperar al menos un año antes de hacerte tu primer tatuaje. Si la idea todavía está en tu cabeza un año después, y te sigue gustando el tatuaje, lo más probable es que te guste dentro de 25 años. Sólo recuerda que son permanentes.

También sugeriría no poner nombres de otras personas importantes porque estoy convencido de que son relaciones gafe. Pero si tú y tu amor quieren tener uno, te recomiendo que encontréis un símbolo que os represente. Un pequeño símbolo. De esta manera, puedes inventar una historia si la relación se estropea.

5. Prueba un temporal antes de dar el salto definitivo y permanente

Otra alternativa es probar un tatuaje temporal, llevarlo unas semanas, sentir como te queda, compartirlo con tus amigos, ver que le parece a la gente y que te hace sentir todo esto.

Puedes probar uno de los tartuajes temporales de Tattoow, para conseguir tu primera experiencia, probar como te queda un diseño o en que parte del cuerpo va a lucir mejor el tatu.

Con estos tatuajes no necesitarás tanta preparación y meditación como con uno permanenete. Pero son una opción ideal para experimentar la sensación de un tatuaje permanente que requiera más compromiso.

Si decides probar un tatuaje temporal ten en cuenta el factor “novedad”, ya que si decides convertirlo en un permanente, como pasa con todo en la vida, la excitación y emoción de tu nuevo tatuaje irá decreciendo con el paso del tiempo.

En otras palabras, da solo el paso a un tatuaje permanente si estas seguro de tu decisión, como dirían en un juicio, “más allá de cualquier duda razonable”.

6. Obtienes lo que pagas.

¡INVESTIGA TU TIENDA DE TATUAJES!

Permítanme reiterar: Vas a tener este tatuaje por el resto de tu vida. Pagas por lo que obtienes.

No se asuste cuando le digan cuál es el mínimo para un tatuaje-que realmente puede indicar lo bueno que será.

El mínimo es realmente el precio de la tinta en sí, y ha preguntrado en otras tienda donde el mínimo era mucho menor, probablemente le recomendaríamos que es preferible ahorrar y tener un cargo de 80€ (antes del trabajo del artista) que un tatuaje de mierda donde la tinta no es de calidad y acabará descolorida en tu piel.

7. Recuerda, es una elección personal.

Creo que lo más importante a tener en cuenta al hacerse un tatuaje (y esto es extremadamente cliché, pero no por ello menos cierto) es que tendrás esa tinta en tu cuerpo por el resto de tu vida. El arte no tiene que ser grandioso o tener una historia cautivadora detrás de él; soy un gran partidario de tatuarme para la memoria presente misma. Hacerse un tatuaje es una decisión personal, suya y de nadie más. Dicho esto, asegúrate de que es tu elección y que estás 100% comprometido con ese tatuaje

8. Empieza poco a poco.

Yo diría que te guíes por tu corazón y que empieces de a poco.

Esta obra de arte estará en tu cuerpo por el resto de tu vida. Asegúrate de que estás contento con el diseño de antemano y de que has añadido tu propio toque personal.

Tengo dos tatuajes pequeños que me hice anteriormente y realmente me ayudó a prepararme para mis tatuajes más grandes.

9. Piense cuidadosamente en la colocación.

A cualquiera que diga que no le hará daño, le están mintiendo.

Es una aguja que te clavan un montón de veces.

¿Qué es lo que esperas?

Por último, esté 10,000 por ciento seguro de lo que quiere obtener, dónde lo obtiene y cómo puede afectarle en el futuro.

Tengo muchos comentarios sobre este tatuaje porque está en mi antebrazo. Recuerde, cada uno tiene sus propias opiniones y disfruta de diferentes estilos de arte. Respeta lo que la gente se pone en su cuerpo, porque es suyo.

10. Pida consejo a otras personas.

Mis padres me llevaron cuando cumplí la mayoría de edad para mi primer tatuaje. Querían que viera lo que era una tienda limpia, que aprendiera qué preguntas hacer y que no tuviera miedo de decir: ‘No, quiero que se parezca más a esta’. Mi madre me dijo que lo pusiera en un lugar donde pudiera esconderlo .